¿Eres una persona conocida o estás empezando a serlo?

Nerea Palomares

Aprende a lidiar con las dificultades que conlleva exponerte al público y encuentra la calma en tu trabajo y en tu vida.

Si te ocurre alguna de las cosas que aparecen a continuación, has llegado al lugar correcto:

  • Sientes que tu vida como persona conocida te supera a veces y te crea ansiedad y angustia.
  • Sientes que no te puedes fiar de nadie porque crees que se pueden acercar a ti por tu nombre y tu profesión públicos, más que por quien realmente eres.
  • Tienes el síndrome del impostor y piensas que estás vendiendo algo en lo que realmente no destacas tanto como la gente cree.
  • Te cuesta organizar tu día y tus rutinas porque trabajas sobre todo por las noches (en conciertos, eventos, etc.)
  • Te estresa la incertidumbre de tu profesión porque a veces tienes mucha carga de trabajo (giras, entrevistas, presentaciones, subir mucho contenido, colaboraciones…) y otras muy poco (te da miedo la “escasez”).
  • Te cuesta gestionar el hecho de que te conozca gente que tú no conoces. A veces te tratan como si te conocieran muy bien, lo que te provoca una sensación de agobio por si resultas desagradable y no sabes cómo afrontar la situación y poner límites.
  • Tienes la sensación de tener dos caras (una pública y una privada) y te cuesta que sean coherentes entre sí.
  • Te da miedo contar cosas sobre ti por si llegan a hacerse públicas.
  • Te cuesta poner límites y al final haces cosas que no quieres hacer por miedo a decir que no a fans, seguidores, familiares o personas que trabajan contigo o para ti.


Si estás de acuerdo con todas las frases siguientes, quizás no necesitas mi ayuda:

  • Tienes una buena gestión de tus emociones y sabes cómo manejar las dificultades de la exposición al público.
  • Tienes claro quiénes son las personas que están contigo de manera genuina y no por tu éxito o tu fama.
  • Sientes orgullo por tu trabajo y tienes claro que si estás donde estás es porque lo vales y porque has trabajado duro por ello.
  • Has aprendido a gestionar tu tiempo de manera eficiente, sin procrastinar y organizando tus rutinas y tu día a día. No tienes la sensación de estar “perdiendo el tiempo”.
  • Tienes claro cómo funciona tu profesión y has aprendido a planificar el futuro disfrutando del presente.
  • Eres capaz de poner límites a la gente que te rodea, ya sean fans, seguidores, managers, directivos y/o trabajadores de las discográficas, músicos, directores de obras, compañeros, etc.
  • Has aprendido a diferenciar tu ámbito público de tu vida privada y a ser consciente de lo que quieres proyectar y lo que no de tu intimidad.


¿Quién soy y por qué puedo ayudarte?


Soy psicóloga y me apasiona mi trabajo. Llevo más de 12 años ayudando a cientos de clientes a recuperar la calma, a encontrar estrategias para afrontar situaciones de malestar y proponiendo recursos y herramientas probados que les han ayudado a superar situaciones vitales difíciles.

En el último año y medio he estado trabajando con personas que son conocidas o que están empezando a serlo por su profesión, y me he dado cuenta de que hay muchas preocupaciones e inquietudes que tienen en común. Mi trabajo es ayudarlas a encontrar el equilibrio entre la vida pública y la vida privada, sin estrés y teniendo confianza en sí mismas. El objetivo es que la persona sienta que tiene el control de su profesión y de su imagen, ya que convertirse en una persona pública puede conllevar tanto estrés que podemos tener la sensación de que perdemos el control de nuestra vida.

Puedes leer más sobre lo que dicen mis clientes de mí en Testimonios.

Y puedes conocerme un poquito más en Sobre mí.